browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Lo que eliges es lo que obtienes

Posted by on 20 diciembre 2016

El Transurfing es una manera de pensar y de actuar para conseguir lo que se quiere. Para eso, no se trata de luchar contra uno mismo o de cambiar algo en sí mismo, sino más bien de volver a lo que realmente somos.

Tu elección siempre se realiza

El transurfing es un modo de elegir el propespacio-de-las-variantesio destino, literalmente, como si fuera un producto en el supermercado.

La consciencia de una persona determina toda su vida. Los principios de transurfing nos ayudan a conseguir nuestras aspiraciones de una forma fácil y ligera.

No se trata de un optimismo beato sino de una capacidad de gestionar la realidad con una intención clara y concreta. A la hora de actuar, teniendo una actitud adecuada, ya no se depende de los acontecimientos sino que se actúa de una manera consciente.

La solución consiste en dosificar, filtrar las informaciones, observar a lo lejos en lugar de ser una esponja que absorbe la información. Para ello, es suficiente aplicar algunos principios:

  • La consciencia: soy consciente de lo que hago en este momento, ¿con qué objetivo y por qué?
  • La observación: no me precipito a la primera sino que observo de lejos y de manera pura.
  • La selección: no absorbo las informaciones sino que las selecciono, observo lo que pasa, hacia dónde me dirijo, hacia dónde intentan dirigirme y me pregunto si necesito realmente eso.

Nuestros pensamientos tienen una influencia directa sobre el curso de los acontecimientos de nuestra vida. Aunque un deseo por sí solo no lleva a ningún sitio, el Transurfing nos explica que si damos demasiada importancia a las cosas, si resistimos a las circunstancias, creamos un desequilibrio en el punto de vista energético que se opone a ese deseo.

No es el deseo el que aporta la realización, sino la orientación hacia lo deseado, es decir, un proceso libre de dudas y, por lo tanto, de fe. Para eso, no superes los obstáculos: disminuye la importancia.

Lo único que posee sentido es tener la intención de elegir. Una elección no es una demanda sino una determinación de tener y actuar.

Comments are closed.