browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Potenciales excesivos

Posted by on 11 julio 2013

Los potenciales excesivos son causados por la importancia.

Según el Transurfing,  hay dos clases de importancia: la  interior y la exterior. La importancia interior se refiere al Yo, como una sobrevaloración de las propias cualidades o defectos. La importancia exterior es la influencia que tiene en nosotros lo que nos rodea.  

La importancia es la principal fuente de desequilibrio. Cuando la vivimos en exceso es causante de problemas. Estamos implicados con sentimientos y pensamientos con lo que ocurre en nuestra vida, tanto interior como exteriormente. Basta enterarnos de las noticias de prensa o televisión, para hacernos partícipes de guerras, enfermedades, catástrofes, desempleo, desahucios, etc.  Estas noticias producen miedo, y este sentimiento emite una energía mental. Los sentimientos están en nosotros y forman parte de los llamados péndulos energéticos o egregores.

Hay otros sentimientos tales como felicidad, valentía, satisfacción, tranquilidad, gratitud, ilusión, etc. que en exceso o defecto nos llevan también al desequilibrio. La única manera de no verte afectado es situándote en el vacío. Por lo tanto no trates de superar los obstáculos, simplemente disminuye la importancia. De lo contrario entrarán en acción las fuerzas equiponderantes llevándote al desequilibrio.

La mayor dificultad se encuentra en tener siempre presente que estás sobrevalorando la importancia interior y exterior. Nuestro celador el vigía interno nos ayudará a tomar conciencia si estamos atentos desde la posición de observador,  manteniendo de esta manera la importancia en cero.

potenciales excesivosHaciendo una reflexión, la vida es un espejo de lo que ocurre en tu interior. Cada vez que conoces a alguien te estás conociendo a ti mismo. El ser humano, en esta realidad que vive, tiene la capacidad de experimentarse en infinidad de formas, siendo responsable de sus circunstancias.

La vida es una dualidad perfecta y es esencial integrarlo todo. El día y la noche son dos caras de la misma moneda, al igual que la alegría es la otra cara de la tristeza. Y así con sucede todas las dualidades.

La importancia llevada hacia los extremos crea un potencial en exceso. Cuando dejas de juzgar, dejas de sufrir. Mantén la importancia en cero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *